La ciberdelincuencia migra a las redes sociales

El 85% de la población española internauta tiene algún perfil de redes sociales, esto se traduce en 28 millones de personas que, además, pasan una media de 1 hora y 10 minutos al día utilizando este tipo de plataformas, según el estudio de redes sociales de IAB. Aunque durante las vacaciones muchas personas buscan desconectar de la rutina diaria, la gran mayoría asegura usar el smartphone con más frecuencia de junio a septiembre. Es más, la intensidad de su uso puede hasta duplicarse y las horas de uso aumentan hasta un 30%.

Lo que es más interesante, es que, aunque los niveles de actividad incrementan, muchos españoles no saben cuál es su nivel de exposición en redes sociales como FacebookTwitterInstagramTikTok o LinkedIn. Ahora que la ciberseguridad está en pleno auge, es importante, que para evitar el robo de datos o suplantación de identidad las personas adopten medidas de seguridad, entre las que se encuentra la configuración de privacidad en el perfil, utilizar contraseñas fuertes, controlar los permisos otorgados a las aplicaciones, evitar correos corporativos para unirse a redes sociales y evitar publicar información sensible que comprometa la privacidad o que afecte a la esfera personal o profesional.

“En un mundo digital enfocado al dato y al conocimiento, las redes sociales son una mina para los ciberdelincuentes”

Ante esto, David Lorenzo, consultor de ciberseguridad de Seresco, ha expresado que “en un mundo digital enfocado al dato y al conocimiento, las redes sociales son una mina para los ciberdelincuentes que sepan aprovecharlas. Las redes sociales son un medio de compartición, adquisición y gestión de datos personales, sobre los que los usuarios no disponen de control en la mayoría de las ocasiones y sobre los que además no se tiene constancia. Por ello, la concienciación y el uso responsable de estas plataformas es fundamental para evitar fraudes o suplantación de identidad”.

NIVEL DE EXPOSICIÓN EN LAS REDES SOCIALES

Facebook es la red social que más datos personales recauda. Esto se debe a que los usuarios de esta plataforma pueden añadir información como: lugar de residencia, trabajo y estudios, situación sentimental, familiares, número de teléfono y email, creencias religiosas, sexo o la fecha de nacimiento, entre otras. Y esto no es todo, cuando publican contenido amigos de sus amigos podrían ver ese contenido, por este motivo, la amplitud de la red puede llegar a ser prácticamente pública.

Además, a la hora de utilizar Messenger, el chat de Facebook, las personas pueden saber la última conexión del usuario. Y si se va un paso más allá, es importante ejemplificar que muchos usuarios lo primero que hacen por la mañana y lo último que hacen al terminar el día es comprobar los mensajes, por lo que, se podrían llegar a conocer incluso los horarios de sueño y hábitos nocturnos de una persona.

En lo que respecta a Instagram y a Twitter, es importante mencionar que ambas plataformas tienen una estructura bastante similar. En el caso de Instagram, es necesario que la cuenta esté configurada como pública para poder obtener la información requerida. Si por el contrario es privada, es necesario que el usuario acepte a esos seguidores. Tanto Twitter como Facebook obtienen el número de seguidores y seguidos, menciones, foto de perfil y la geolocalización desde donde se publica un contenido, lo que posibilita conocer hábitos, fechas y direcciones exactas, además de los gustos personales de ese perfil.

La red social especializada en perfiles profesionales, LinkedIn tiene una estructura bastante interesante. Los perfiles de LinkedIn muestran el puesto de trabajo, ofrece la foto, localización, nombre de la empresa o estudios de una persona en concreto, además de la obtención de un listado de todos los trabajadores de una organización. Sin embargo, para los ciberdelincuentes esta red social es ideal para llevar a cabo ataques de phishing.

En último lugar, TikTok, la red social que está de moda no tiene tanta metainformación como en las anteriores, ya que los vídeos no ofrecen información sobre la geolocalización y tampoco metadatos. Sin embargo, estos vídeos pueden ser fácilmente descargados con el fin de utilizar otro tipo de técnicas de ataque por parte de los ‘hackers’, como el ‘Deepfake’.

CÓMO MANTENERSE SEGURO EN LAS REDES SOCIALES

Si algo queda claro es que las redes sociales son un cajón de datos personales, y ya no se trata solo de datos como el nombre, la edad, etc, sino, también se comparten datos sobre los negocios o nivel profesional de cada persona. Cada una de las plataformas mencionadas anteriormente, tiene sus particularidades, pero todas tienen en común la exposición de datos personales que, en manos de ciberdelincuentes, pueden llegar a ser susceptibles de robo de información personal o suplantación de la identidad.

Es importante tomar medidas para navegar y disfrutar de estas plataformas de forma segura

Por este motivo, es importante tomar medidas para navegar y disfrutar de estas plataformas de forma segura. Lo ideal es disminuir la cantidad de información compartida, en vista, por ejemplo, si un usuario se va de vacaciones y su casa se queda vacía, desactivar el sistema de geolocalización a la hora de compartir fotos o vídeos y tener muy en cuenta el contenido a publicar ya que es muy sencillo saber los gustos de un usuario.

Y esto no se queda aquí, también es fundamental configurar los perfiles lo más privados posibles, solamente dando acceso a personas que sean conocidas y utilizar contraseñas seguras y, si fuera posible, utilizar el segundo factor de autentificación.

FUENTE: https://www.zonamovilidad.es/ciberdelincuencia-migra-a-las-redes-sociales

Otras entradas que pueden interesarte

Mauricio Valderrama Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *