Apple y Google explican su tecnología de seguimiento de contactos

Las compañías publican respuestas a preguntas frecuentes sobre la tecnología de seguimiento de contactos y revelan nuevos detalles técnicos de la colaboración.

La alianza entre Apple y Google contra el COVID-19 no es fácil de entender, así que las empresas han lanzado una iniciativa para ayudarte a entenderla.

El viernes 24 de abril los dos gigantes tecnológicos dieron a conocer respuestas a preguntas frecuentes sobre la creación de la tecnología de seguimiento de contactos para explicar qué es y cómo funciona la técnica contact tracing, cómo ayuda a detener el contagio de COVID-19, cómo se protege la privacidad y seguridad de los usuarios y el acceso del gobierno a esta información, entre otra información. 

Las empresas publicaron también documentos y guías técnicas sobre las especificaciones de cifrado que se usarán para la técnica; las especificaciones de Bluetooth usadas y las especificaciones técnicas de cómo funcionará el API. Apple también dijo que la próxima semana liberará una actualización de iOS que hace a todos sus dispositivos desde hace cuatro años compatibles con el API, indicando así que un iPhone tan viejo como el iPhone 7 se podrá usar para participar en el programa.

Apple y Google describen, en el documento de preguntas frecuentes, a la técnica de contact tracing como «una técnica usada por autoridades del sector salud para medir y desacelerar el contagio de enfermedades infecciosas». Esta técnica necesita que personas infectadas avisen sobre las personas con las que han estado en contacto e informen a estas sobre medidas de salud como una cuarentena y realización de pruebas. 

La aproximación de Apple y Google funcionará por medio de comunicación Bluetooth entre teléfonos con iOS (de Apple) y Android (de Google). Las firmas explican que cada usuario tendrá que activar la función para formar parte del programa. Una vez hecho esto, el dispositivo enviará una señal (beacon) con un número de identificación que no incluye información del usuario. Cada dispositivo almacenará las señales recibidas desde otros teléfonos. 

Los dispositivos descargarán, al menos una vez al día, una lista de señales que han sido identificadas como correspondientes a personas con COVID-19. Cada dispositivo revisará si recibió una señal de un dispositivo cuyo dueño dio positivo de la enfermedad. Si hay una relación, se le notificará al usuario sobre los pasos a seguir. 

En términos de seguridad y privacidad del usuario, Apple y Google dicen que cada usuario tendrá que explícitamente activar esta tecnología y, en de desear apagarla, lo podrá hacer en cualquier momento. El sistema de rastreo no recolectará información de ubicación y no va a identificar a los usuarios. Las señales por Bluetooth cambian cada 10 o 20 minutos, dice el informe, previniendo el posible seguimiento. Las personas que dan positivo por COVID-19 no son identificables por ninguna de las dos empresas. Asimismo, Apple y Google podrán desactivar regionalmente la técnica de seguimiento cuando ya no sea necesaria. 

La información, dice el informe, se almacenará siempre en el dispositivo de cada usuario que aceptó participar. Solo en dos escenarios, las autoridades de salud tendrán acceso a la información. El primer caso es cuando un usuario desee informar sobre el diagnóstico positivo por COVID-19; el segundo, cuando un usuario es notificado sobre un posible contacto con alguna persona contagiada. 

Apple y Google dejan en claro que ninguna de las dos empresas monetizará este proyecto.

Todas las preguntas y respuestas, así como los documentos técnicos del API, las especificaciones Bluetooth e información sobre el estándar de cifrado, se pueden ver en la página informativa de Apple y en el sitio de anuncios de Google

La alianza entre Apple y Google, que en conjunto controlan el 100 por ciento del mercado global de los sistemas operativos móviles, no tiene precedentes. Las firmas esperan que con esta alianza se ayude a reducir el número de contagios y muertes por COVID-19, una nueva enfermedad que comenzó a propagarse en China en diciembre de 2019 y que desde entonces suma más de 2 millones de personas contagiadas.

Fuente: https://www.cnet.com/es/noticias/apple-google-colaboracion-covid-19-coronavirus-respuestas/

Otras entradas que pueden interesarte

Jefreyd Villalobos Escrito por:

2 comentarios

  1. Mara
    26 abril, 2020
    Responder

    Debería seguir apesar de todo la situación del Mundo

  2. Abril
    26 abril, 2020
    Responder

    Es mejor que sigan con su tecnología, es lo que nos ayudara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *