Photoshop se mantiene en el trono del grafismo digital 30 años después

La herramienta sigue dominando el sector pese a la irrupción de otras alternativas gratuitas

Es posible que el nombre Display no le diga nada, pero se trata de uno de los programas más vendidos del mundo. Miles de fotógrafos, grafistas y diseñadores lo utilizan a diario para editar fotografías, hacer montajes o retocar imágenes. Seguramente el actual nombre del software le resulte mucho más familiar: Adobe Photoshop. Esta aplicación, que ha revolucionado por completo el grafismo digital, cumplió 30 años el pasado mes de febrero. Detrás de esta herramienta hoy tan popular, está la historia de dos hermanos. Era 1987 cuando Thomas Knoll, estudiante de doctorado de la Universidad de Michigan, desarrolló un programa en su Macintosh Plus para mostrar imágenes en escala de grises en pantallas monocromáticas. Lo llamó Display. Su hermano John, que era ingeniero en la empresa de efectos especiales de Lucasfilm Light & Magic, le animó a convertir este programa en un editor completo de imágenes.

Unos meses más tarde, Display ya contaba con algunas de las funciones más utilizadas hoy en día como las selecciones o los ajustes de tono y saturación. Los hermanos Knoll, que en un principio lo desarrollaron pensando en el uso personal, le cambiaron el nombre a Photoshop (tienda de fotos, en inglés). Necesitaban una imagen digital sobre la que experimentar. John eligió una fotografía de 1987 de su esposa Jennifer de vacaciones en la isla de Bora Bora. Por aquel entonces, ambos trabajaban en los efectos especiales de la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?. Tras una larga jornada, ella posó de espaldas haciendo topless. Él quiso retratarlo. “Fue un momento verdaderamente mágico para nosotros. Mi esposo me propuso matrimonio más tarde, probablemente justo después de esa foto”, explicó Jennifer tiempo después al periódico The Guardian.

Esta fotografía y determinados avances como el famoso botón de clonar les llevaron a descubrir el potencial del programa. Con el tiempo, se dieron cuenta de que Photoshop podría cautivar a las mejores mentes de Silicon Valley. En 1988 lograron llamar la atención de un fabricante de escáneres llamado Barneyscan. La compañía les compró una licencia y distribuyó junto con sus escáneres unas 200 copias del programa. Más tarde, presentó su idea a diferentes marcas como Apple y Adobe. Esta última compañía se hizo con el programa, que salió al mercado en 1990.

Evolución del programa

Photoshop ha cambiado mucho desde entonces y ha añadido nuevas funciones. En la actualidad se puede utilizar tanto en la edición y composición de fotos como en la pintura digital, la animación y el diseño gráfico. Fuentes de Adobe subrayan el impacto del programa en la cultura visual. “En los últimos 30 años, personas de todo el mundo han impulsado la publicación, el arte y los medios visuales utilizando técnicas que antes eran demasiado complejas o simplemente imposibles”, afirman.

Quelic Berga, diseñador gráfico de interfaces y profesor de los grados de Multimedia y de Diseño y Creación Digital en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), enseña a sus alumnos a usar este programa. Para él, siempre ha sido “el buque insignia de Adobe” y es indispensable en diferentes sectores: “Si eres creativo o diseñador y no pones en tu currículum que tienes conocimientos del programa, vas muy mal. Incluso hay veces que se da por sentado que los tienes porque tarde o temprano lo vas a utilizar”.

Él mismo ha vivido en primera persona la evolución de Photoshop. Tiene 39 años y define a su generación como la primera que empezó a jugar con herramientas multimedia. Empezó a utilizarlo solo con 14 años: “En lugar de dibujar en una libreta, me ponía a investigar con el programa. Era asombroso lo que podía hacer lo digital frente a lo analógico sin gastar un duro en revelado”. Recuerda que la posibilidad de trabajar con capas fue “revolucionaria”. Pero sostiene que en los últimos años el programa “no ha hecho ningún cambio crucial en su planteamiento”: “No ha cambiado mucho lo que se podía hacer en 1994 y lo que se puede hacer hoy. El concepto de capas, filtros, mapas o retoque digital sigue siendo el mismo. Eso sí, ahora es posible hacer todo más rápido y gestionar mejor los datos”.

Para él, la gran apuesta que ha hecho Photoshop es integrar su herramienta dentro del flujo de la empresa ofreciendo posibilidades como compartir archivos o facilitar el trabajo en equipo. Entre los aspectos que han empeorado, destaca el alquiler mensual del software: “Funciona para empresas y no para artistas. Antes pagabas una licencia y la tenías de por vida. Ahora es como pagar por el uso de un martillo”. Esta visión, según sostiene, excluye a ciertos perfiles: “Al artista loco, al altruista, a la ONG que quiere hacer retoques fotográficos…”.

De hecho, existen alternativas gratuitas que también se enseñan en las universidades. “Hacemos ver a los estudiantes que hay varios programas que sirven para el retoque”, explica el profesor de la UOC. Señala que la alternativa libre más conocida es Gimp. “Es más anarquista y se pueden conseguir cosas raras que no se pueden hacer con Photoshop, pero la interfaz no es tan atractiva y es un poco más complicado de usar”. También está Krita, un programa gratis de código abierto que permite hacer ilustraciones.

Photoshop sigue dominando el sector aunque, según sostiene Berga, la mayoría de sus nuevas funciones no han triunfado de forma masiva: “Photoshop ha intentado crecer como un monstruo. Por ejemplo, ha tratado de permitir la edición de animaciones o vídeos, pero para eso está After Effects, que te lo deja hacer mucho mejor. La gracia está precisamente en que sea solo Photoshop y no se convierta en el todoshop”.

Fuente: https://elpais.com/tecnologia/2020-03-02/adobe-photoshop-30-anos-de-la-aplicacion-que-revoluciono-el-grafismo-digital.html

Otras entradas que pueden interesarte

Jefreyd Villalobos Escrito por:

2 comentarios

  1. 26 marzo, 2020
    Responder

    Es que el Photoshop hace una magia impresionante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *