Nikon Z 50, nueva cámara sin espejo de formato DX (con sensor APS-C) que abre una línea en la familia Z

Tras lanzar su apuesta por las cámaras sin espejo con el sistema Z, se había especulado mucho sobre posibles novedades en esta familia, incluyendo si los nuevos modelos serían cámaras full frame o de sensor recortado. Al fin y al cabo este es un mercado en el que Nikon era la única (sin contar a Pentax, que sigue sin apostar por las evil) que no tenía ninguna mirrorless APS-C . De modo que el lanzamiento de la Nikon Z50 lo es también de una nueva línea de cámaras.

Ésta llega acompañada de los dos primeros objetivos Nikkor Z DX 16-50mm f/3.5-6.3 VR y 50-250mm f/4.5-6.3 VR y apuesta por un diseño continuista con sus hermanas mayores, usando la misma montura pero reduciendo notablemente las dimensiones del cuerpo. Aún así, sus principales características no suenan nada mal: sensor CMOS APS-C de 20,9 Mpíxeles, procesador EXPEED 6, sistema AF híbrido de 209 puntos, con detección de ojo inteligente y enfoque hasta –4 EV, sensibilidad 100–51.200 ISO, ráfaga hasta 11 fps con AF y grabación de vídeo 4K/UHD a 30p.

Un diseño que nos suena

Eso por lo que toca al interior porque externamente hay que destacar algunas cosas. La primera que, aunque se había especulado con la posibilidad de que este modelo llevara un visor electrónico de tipo lateral, finalmente se ha optado por uno central de 2360 k puntos, siguiendo las líneas de diseño de las Z6 y Z7 pero en un tamaño más pequeño para asegurar la portabilidad. En este sentido Nikon destaca también “una empuñadura profunda que hace que las cámaras mirrorless de Nikon sean tan cómodas de sujetar”.

De hecho, la firma promete “un manejo cómodo, además de botones, diales y controles de pantalla táctil cuidadosamente ubicados”, además de un cuerpo “fácil de transportar con una parte superior y parte delantera sólidas fabricadas con una aleación de magnesio” y un sistema de menús “con el que se familiarizarán al instante los usuarios actuales de cámaras DSLR de Nikon y fácil de dominar también para los nuevos usuarios de Nikon”.

También es destacable la pantalla táctil abatible (de 1040 k puntos) con controles táctiles al estilo de los teléfonos móviles y que “se puede inclinar hacia arriba o hacia abajo para disponer de flexibilidad cuando se disparen vídeos o autorretratos”. Lo que no tiene, eso sí, es el estabilizador integrado en el cuerpo ya que la tarea, como ocurría con sus réflex se deja para los objetivos (de hecho los dos primeros vienen con esta característica).

Para evitar las posibles reticencias de los usuarios acostumbrados a las réflex, prometen que “su visor electrónico ultranítido (2360 k puntos) puede mostrar un imagen natural, similar a la de un visor óptico de cámara DSLR. O bien, pueden mostrarse las imágenes tal y como se verán con la configuración aplicada”. En esta línea, por supuesto es compatible con el adaptador de montura FTZ para poder usar la amplia gama de objetivos Nikkor con montura F.

Por lo demás, hay que mencionar que incluye un flash de tipo pop-up, puede funcionar de forma totalmente silenciosa, incluye 20 efectos creativos integrados (para fotos y vídeo), conectividad inalámbrica por WiFi y Bluetooth y unas dimensiones de 126,5 × 93,5 × 60 mm, y un peso de 395 gramos (solo el cuerpo).

Nuevas ópticas Nikkor Z DX

Como hemos comentado, la Z50 llega al mercado acompañada de dos nuevos objetivos para montura Z pero adaptada al formato DX, es decir a los sensores APS-C que utiliza la marca. Se trata de los ** Nikkor Z DX, 16-50mm f/3.5-6.3 VR** y Nikkor Z DX 50-250mm f/4.5-6.3 VR.

El primero, el Nikkor Z DX 16-50mm f/3.5-6.3 VR , es un zoom estándar con cobertura equivalente entre 24 y 75 mm que presume de ultraportátil ya que pesa solo 135 gramos y es plano «como un pancake cuando está retraído”. Por ello lo califican como un “objetivo de bolsillo” que además enfoca a sólo dos centímetros, lo que permite “enfocar con nitidez los detalles de los primeros planos”.

Su sistema de reducción de la vibración promete compensar hasta 4,5 pasos e incluye un anillo de control silencioso para el enfoque manual, el diafragma o la compensación de exposición. Dos características que también ofrece el teleobjetivo, aunque éste declara compensar los movimientos hasta cinco pasos.

Por lo demás, el Nikkor Z DX 50-250mm f/4.5-6.3 VR es un teleobjetivo zoom compacto con un rango de distancia focal equivalente de 75-375 mm. Su distancia de enfoque mínima es de cinco centímetros, su peso 405 gramos y su cuerpo “muy compacto cuando está retraído”.

Precio y disponibilidad

La nueva Nikon Z50 y las ópticas Nikkor Z DX, 16-50mm f/3.5-6.3 VR y 50-250mm f/4.5-6.3 VR salrán a la venta el próximo mes de noviembre. Eso sí, desde Nikon España no nos han facilitado precios, pero según DPReview la cámara costará 859 dólares sólo cuerpo, 999 dólares con el Nikkor 16-50mm y 1.349 dólares en el kit que incluye los dos nuevos objetivos.

Estos también se venderán por separado con un precio de 299 y 349 dólares (respectivamente). Y, como suele suceder, todas estas cifras en dólares muy probablemente se traducirán tal cual a euros.

Autor:  ÓSCAR CONDÉS

Fuente: https://www.xatakafoto.com/nikon/nikon-z50-nueva-camara-espejo-formato-dx-sensor-recortado-que-abre-linea-familia-z

Otras entradas que pueden interesarte

Anais Bermudez Escrito por:

2 comentarios

  1. Aron
    11 octubre, 2019
    Responder

    Gracias por la información muy buena para los amantes de la fotografía

  2. Kelly
    11 octubre, 2019
    Responder

    Interesante información para los amantes de las cámaras que bueno saber que ya sacaron la nueva cámara sin espejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *