Sueldos en dólares, el imán para atraer a programadores locales

Existe una alta demanda de profesionales en el sector, por lo que algunos emprendimientos argentinos que pagan en pesos encuentran dificultades para tentarlos ante las ofertas que hacen otras empresas más grandes o extranjeras.

Los servicios que pueden brindarse al exterior, como los que brindan las empresas del sector informático, pueden obtener un beneficio con la suba del dólar al tener un precio más competitivo y aumentar momentáneamente las ganancias, en especial aquellos programadores que reciben un sueldo dolarizado. De hecho, esto último es una práctica cada vez más común para el rubro.

El problema que surge a raíz de eso se encuentra en que los clientes argentinos quieren pagar en pesos, mientras que algunas empresas de software hacen lo mismo con a sus programadores, quienes dejan estas empresas para buscar otras donde la remuneración no sea con la moneda local. Por lo tanto, la situación está llevando a varias compañías a tener que dolarizar las ofertas para tentar a posibles trabajadores.

Esta situación genera una competencia entre las empresas por quién logra conseguir a los profesionales más capacitados porque, al ser tan escasos, estos reciben ofertas constantemente y pueden elegir aquella que les reporte mayores beneficios. Así, las startups (empresas que recién comienzan, usualmente relacionadas con la tecnología) optan por buscar programadores y desarrolladores con menos experiencia y capacitarlos en la marcha.

Dólares, la prioridad

Según Luciana Tudela, directora de Gestión de Talentos que se dedica específicamente a perfiles de Tecnología Informática (IT), la llegada de grandes empresas, tanto nacionales como internacionales, «levantó la vara de los beneficios y sueldos», debido a la necesidad de captar personal calificado. «Los mismos programadores piden cobrar en dólares, cuando se establece la contratación, lo ponen como principal prioridad», explicó.

El motivo es la situación macroeconómica argentina: un salario en dólares tiene una estabilidad que el ingreso en pesos no posee. Por lo tanto, la oferta de un trabajo con el sueldo dolarizado le gana a las demás propuestas.

«Pagar en dólares es la única alternativa para retener a un buen profesional o conseguir uno. Si no es posible, se contrata a alguien con menos experiencia, un junior en lugar de un senior, por ejemplo», indicó Tudela.

Para algunas empresas, sin embargo, la búsqueda es difícil al poseer sólo clientes locales que pagan en pesos. Incluso una empresa los comparó con «rockstars mercenarios» debido a las exigencias que tienen o los incumplimientos que han atestiguado cuando consiguen una remuneración mejor.

Desde la Cámara de Informáticos de Mendoza, el prosecretario de la entidad, Ove Vejling, explicó que es la ventaja que posee el freelance sobre los contratados por grandes empresas locales. «Unos tienen convenio directo con su cliente afuera, mientras que el otro es mano de obra que se paga en pesos. Algunos convenios ponen incentivos atados al desempeño o según las categorías para intentar compensar», detalló.

Por este motivo, cuando surge algún proyecto internacional, se suelen formar pequeños grupos o startups que luego se disuelven. «Desde el Polo Tic, por ejemplo, señalaron que en Mendoza hay unas 400 empresas de software. ¿Dónde están? No trabajan con el mercado local ni son visibles, se enfocan en el exterior porque la paga es en dólares», agregó.

Cuánto se gana

De acuerdo con los datos de la CESSI (Cámara de las Empresas de Tecnología de la Información de la Argentina), el sueldo de un programador sin experiencia ronda los mil dólares.  Contrario a lo que ocurre en otras profesiones, una gran parte de los que no terminan sus estudios en esta carrera lo hacen porque reciben ofertas laborales mientras todavía cursan, según explicó Osvaldo Giordani, coordinador de la Tecnicatura en Programación de la UTN Mendoza. 

«El nivel de oferta laboral es altísimo, tanto si se mide internacionalmente, en Argentina o en Mendoza. Estamos haciendo hincapié en que terminen la carrera, que no la dejen a medias por las ofertas y el sueldo, que como es considerable, después no se reciben», mencionó Giordani.

Claudio Marrero, jefe de la firma mendocina Mat|r, indicó que las corridas cambiarias generan un gran beneficio durante los primeros meses, antes de que los precios se vean afectados por la inflación. «Hay un rango que va desde los US$1.500 a US$4.000. Entonces, si uno está cobrando eso, pasa en unas semanas de cobrar $200 mil a $260 mil», ejemplificó.

Otra de las alternativas cuando los programadores no encuentran trabajo local en dólares, es realizar trabajos a través de distintas plataformas online para freelancers. «Prefieren ganar de US$15 a US$30 la hora, depende de la categoría, trabajando desde su casa, que en una startup que les paga en pesos», agregó Marrero.

Fuente: https://www.elsol.com.ar/sueldos-en-dolares-el-iman-para-atraer-a-programadores-locales

Otras entradas que pueden interesarte

Jefreyd Villalobos Escrito por:

2 comentarios

  1. Jhory
    30 agosto, 2019
    Responder

    El dolar sube de manera impresionante.

  2. Jhon
    30 agosto, 2019
    Responder

    El cuanto se gana es muy importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *