Robótica y programación para romper moldes

Fue en 2014 cuando la cadena de jugueterías Toy Planet sorprendió con la publicación de un catálogo navideño que rompía los estereotipos de género: había niñas con juguetes de construcción o bricolaje y niños con cochecitos de paseo o casas de muñecas. La campaña fue tan bien recibida por el público que la compañía ha continuado desde entonces, y año tras año, con la misma estrategia. No obstante, la realidad es que, todavía hoy, los catálogos de algunas jugueterías y grandes cadenas comerciales siguen diferenciando los juguetes para uno y otro sexo de una forma evidente —en ocasiones, excesivamente clara, tal y como denuncian algunos usuarios en las redes sociales—. Por este motivo, desde algunos ayuntamientos y comunidades autónomas españolas, se han lanzado campañas de concienciación para evitar los regalos exclusivos de género durante las fiestas navideñas.

“Los padres y tutores tienen la responsabilidad de intentar difuminar esa brecha de género que se crea en la sociedad”. “Al final, la primera vez que un niño descubre algo es a través de los juegos”.  Comento Paula de la Hoz. La activista granadina de 22 años.

“Se ha avanzado mucho en electrónica libre en los últimos años”, explica. Como ejemplo, destaca el surgimiento de “microcontroladores diseñados específicamente para que los niños aprendan y monten sus propios juguetes”.

Su recomendación es que, más allá de considerar sólo la parte científica o tecnológica, se piense en proyectos personalizados según los gustos de cada niño o niña, aunque sin subestimar nunca sus capacidad ni sus intereses. Durante su experiencia impartiendo cursos de robótica y programación en niveles de preescolar y primaria, la activista se ha encontrado con niños muy pequeños que han sido capaces de montar por su cuenta algunos de estos componentes, así como con niñas que han aportado ideas para utilizar placas de programación aplicadas en la moda. “Los profesores estaban flipando, porque no habían visto que tuvieran interés en eso”, recuerda.

 

 

DE 4 A 6 AÑOS
Escornabot

1546438642_004492_1546440342_sumario_normal_recorte1

Combina código y hardware libre cuyas especificaciones son de acceso público y se pueden modificar a voluntad. El robot no puede comprarse en ningún sitio, sino que hay que hacerlo por cuenta propia, por lo que es necesario que sean los padres quienes lo construyan.  Desde la página web oficial se pueden descargar gratuitamente los planos de impresión 3D de las partes y los archivos de programación, que se instalan en una placa Arduino.

DE 6 A 9 AÑOS
Robot Dash de Wonder Workshop para aprender programación

1546438642_004492_1546440396_sumario_normal_recorte1 “hay opciones de robots para aprender lógica de programación” como por ejemplo Cubeto o Dash&Dot. Hemos encontrado el modelo Dash, que tiene capacidad de movimiento y es compatible con bloques de Lego. A través de la aplicación Wonder que se instala en un smartphone o en una tableta, los más pequeños podrán programar el robot para que se mueva, baile, haga sonidos o evite obstáculos, entre otras funciones.

Kit de construcción de brazo robótico de Los Vengadores, de LittleBits

1546438642_004492_1546440444_sumario_normal_recorte1

Existen productos que son como una fusión de Lego y Arduino, y que se conectan por imanes que a través de un código de colores indica si se pueden conectar o no. Los ejemplos que indicaba el usuario eran de la marca española LittleBits. Buceando en su catálogo en Amazon, hemos encontrado un kit para construir un brazo robótico basado en los superhéroes de Marvel mediante piezas que se conectan fácilmente por medio de imanes y que están identificadas por colores. Luego, a través de un móvil o tablet, pueden programar el funcionamiento de la luz y el sonido, así como superar retos de habilidad para ir desbloqueando actividades.

DE 10 A 12 AÑOS
Robot Lego Mindstorms

1546438642_004492_1546440591_sumario_normal_recorte1

“Lego tiene robots de todos los precios y edades… Mindstorms, WeDo…boost…”, reza un tuit publicado por Isabel Cabezas en el hilo. Yes que la popular marca de construcción de juguetes con bloques no se ha quedado atrás en la promoción del aprendizaje tecnológico. El modelo EV3 cuenta con 550 piezas —incluido el centro de control, los motores y los sensores—, que permiten construir 17 modelos diferentes de robots. Ofrece tres modalidades diferentes de uso: control de movimientos mediante el móvil, programación básica en una tablet o programación avanzada mediante bloques en el ordenador. En la web de Lego hay tutoriales en vídeo para aprender a programarlo. Además, como apunta De la Hoz, los juguetes de esta marca tienen la ventaja de que “hay colegios donde hacen competiciones oficiales”.

Autor: ALEJANDRO MENDOZA

Fuente: https://elpais.com/elpais/2019/01/02/escaparate/1546438642_004492.html

 

Otras entradas que pueden interesarte

Ludwig Suarez Escrito por:

2 comentarios

  1. Pablo Gómez
    5 enero, 2019
    Responder

    Esta genial, me encantan, averiguare un poco.

  2. Ariana Linarez
    5 enero, 2019
    Responder

    A mi hijo le encanta, este tipo de juguetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *