DATA CENTER (Servidores)

edge_data_centers1El centro de datos, aunque quizá no tiene tanto marketing detrás como otras tendencias del mundo TIC, está en constante evolución. Ya se habla incluso de los data centers de cuarta generación que serán dependientes de Edge. Pero, ¿cuál es la situación actual del data center? En la nueva era de transforman digital, los centros de datos demandan un entorno centrado en las aplicaciones distribuidas y redes más abiertas y programables, con el fin de simplificar y automatizar las operaciones y transformar las TI en un activo capaz de responder a las cambiantes necesidades de los negocios. Tal y como asegura Gabriel Maestroarena, Responsable de Desarrollo de Negocio para Data Center en Cisco, “los data centers deben acceder a los recursos y servicios de TI ubicados en cualquier Cloud -ya sea público, privado o híbrido- para lo que se necesita una herramienta capaz de mover los recursos, datos y aplicaciones entre nubes privadas o híbridas (software de administración de carga de trabajo) de forma transparente y segura. Es así como los modelos tradicionales de data center basados en silos que han proliferado en las últimas décadas requieren un modelo operativo común entre los equipos de aplicaciones, redes, seguridad y Cloud, con el fin de simplificar las operaciones, proporcionar agilidad y garantizar el rendimiento y la seguridad”. Por su parte, Galo Montes, Director de Innovación de HPE Españaafirma que “los centros de datos están en una profunda transformación ya que han pasado de ser en gran medida entidades aisladas e independientes que trabajan en paralelo con su respaldo, aparte de un ecosistema que convive con el Cloud y los micro data centers que generará la necesidad creciente de computación en el extremo”.

datacenter

Actualmente, el centro de datos necesita seguir evolucionando. Las organizaciones, en muchos casos, se están reinventando para afrontar los retos de esta nueva era digital. La innovación va más allá de la tecnología y es necesario encontrar el equilibrio entre la tecnología existente y las nuevas tecnologías. Este proceso de transformación impacta tanto en la tecnología, en el negocio, las personas y en los procesos. Para Ana Rocha de Oliveira, Business Development Manager, Cloud, de Red Hat, “nosotros entendemos que esta evolución se asienta en tres pilares: en el primero podemos observar que es fundamental hacer convivir las plataformas actuales con las plataformas nuevas de cloud. Para ello, es necesario entender cómo modernizar lo existente y adoptar la nueva infraestructura basada en cloud, ya que “el negocio de hoy no puede parar”. En el segundo, vemos que la adopción gradual de arquitecturas modernas, como Devops, agile y microservicios, permiten nuevas formas de desarrollar, integrar y entregar las nuevas aplicaciones. Todo ello basado en estándares abiertos. Por último, y para nada menos importante, encontramos las personas y la necesidad de cambios culturales. Como decía anteriormente, la tecnología no es todo y la colaboración, las nuevas metodologías de trabajo y cultura de las empresas ha de adaptarse a esta nueva era, para impulsar la innovación. Las personas han de sentirse que su contribución aporta valor al negocio”.

Ya se habla incluso del data center de cuarta generación que serán dependientes de Edge

La evolución del centro de datos es la principal característica de este mercado. Y no, no se trata de una tendencia: más bien es una realidad. Y, como decíamos, aunque el centro de datos es el anillo que gobierna al resto de elementos que conforman la amalgama de productos, soluciones y servicios de las tecnologías actuales, éstas hacen que a los CPDs no les quede más remedio que adaptarse a las nuevas exigencias. Big Data, Internet of Things, el impulso de los grandes proveedores de nube pública o la cada vez mayor implantación de entornos híbridos están llevando a los centros de datos hacia nuevos retos relacionados con la capacidad de procesar, almacenar y gestionar; pero sobre todo de interconectar un tráfico cloud en constante crecimiento. Alta densidad de potencia y la mejor conectividad son en la actualidad las variables que marcan la situación de los centros de datos. Tal y como afirma Robert Assink, Director General de Interxion España, “esto es algo que está afectando en distinta medida a los centros de datos corporativos y a los profesionales (o de colocation). Los primeros tendrán que ser capaces de adaptarse, teniendo en cuenta que las necesidades de potencia eléctrica e interconexión irá a más. Mientras, que los de colocation se han convertido en la mejor opción para conectar a las empresas a las nubes públicas de forma directa y segura ofreciendo una flexibilidad no siempre al alcance de los centros de datos corporativos”.

La realidad es que como afirma Samuel Bonete, country manager de Netskope, “los CPD siguen creciendo en número y en recursos, si bien actualmente los centros de datos están cada vez más deslocalizados, y en la mayoría de los casos emplazados fuera de las empresas. El consumo de soluciones cloud en alguno de sus sabores (IaaS, PaaS y SaaS) está produciendo esa deslocalización de la información a infraestructuras, o datacenters, no operados por las propias empresas. A día de hoy se estima que más de una tercera parte de los datos de una empresa están ya almacenados en cloud”.

google-cloud-datacenter-2-990x660-990x480

Otras entradas que pueden interesarte

Ronald Escrito por:

2 Comentarios

  1. Domingo
    6 agosto, 2018
    Responder

    Me encantaria trabajar en uso de esos, como los de google.

  2. Alejandro
    6 agosto, 2018
    Responder

    Me conformo con tener solo un estante de esos, solo uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *