Paraíso: el gran festival de música electrónica de Madrid

La primera edición de Paraíso confirma la recuperación de la música en vivo en Madrid, tras años de recortes que obligaron a cerrar varias sesiones, salas y festivales. La escena electrónica fue una de las más afectadas por la crisis en el sector. La aparición de un evento tan ambicioso como éste, con 38 actuaciones de artistas españoles e internacionales en dos días, es una gran noticia. Detrás del proyecto está José Morán, fundador del FIB y pionero en el modelo de grandes festivales en España. Sobre el papel, todo pinta como el paraíso del nombre: tres escenarios en un espacio al aire libre y con capacidad para 15.000 personas (en Ciudad Universitaria, detrás de la facultad de Ciencias de la Información), diversas propuestas artísticas más allá de la música y una cuidada oferta gastronómica. El cartel, de indudable buen gusto, es largo. Recomendamos los 10 conciertos imprescindibles.

Viernes 8 de junio

El viernes 8 hay que llegar como muy tarde a las 22.55 h. para ver el DJ set que ha preparado Apparat. Sus sesiones abarcan desde su faceta más melódica con un punto pop hasta sus experimentos con la oscuridad y el ruido. El productor alemán es uno de los grandes cabezas de cartel. Después el plan incluye a los islandeses GusGus (0.50 h.), que presentan Lies Are More Flexible, un contagioso cóctel de electrónica sexy y bailable. En ese mismo escenario, la fiesta termina con Kiasmos (2.35 h.), el dúo islandés formado por Ólafur Arnalds y Janus Rasmussen (entre los dos llevan teclados, sintetizadores y cajas de ritmo), y con Hot Chip Megamix (3.55 h.) para el cierre hasta el amanecer. Es un nuevo formato del grupo británico en el que improvisa con la mesa de mezclas e instrumentos en vivo.

Sábado 9 de junio

El sábado 9 toca llegar por la tarde, ya que a partir de las 18.45 h. coinciden dos actuaciones que hay que ver. Se puede arrancar con Mateo Kingman, un músico criado en la Amazonia, entre Ecuador y Perú, cuya música evoca los sonidos de la selva. Casi al mismo tiempo comienza Ibeyi (19 h.), el dúo de hermanas francesas de origen cubano que el año pasado publicó uno de los trabajos más importantes de la música moderna (Ash) y que en directo ofrece una experiencia embriagadora con voces, percusiones y máquinas.

A partir de ahí, hay que hacer eslalon entre escenarios. El productor madrileño Henry Saiz (19.40 h.) acude con banda (voz, guitarra y batería) para presentar su ambicioso nuevo trabajo Human. El dúo estadounidense Tune-Yards (20.30 h.) también trae nuevo material y, en su caso, navega en los cauces del electro-pop con letras políticas. El británico Floating Points ofrecerá un espectáculo en directo con su elegante mezcla que parte del techno y el house para abrazar el jazz y el r&b. Y la irlandesa Róisín Murphy (23.30 h.) interpretará su iconoclasta propuesta a base de pop experimental, funk y disco.

Como decíamos, el cartel es inabarcable, pero aquellos que se sientan con fuerzas (imprescindible el calzado deportivo para aguantar los bailes durante casi 12 horas seguidas) no deberían perderse tampoco nombres como Dekmantel Soundystem, Delaporte, DJ Tennis, Guy Gerber, Jamie Tiller, Petit Biscuit, Rodriguez Jr. & Liset Alea, Yaeji…

Fuente: http://www.elmundo.es/metropoli/musica/2018/06/07/5b190004ca4741643e8b463d.html

Autor: JOSÉ FAJARDO

Otras entradas que pueden interesarte

Richard Melendez Escrito por:

Un comentario

  1. Sarai
    9 junio, 2018
    Responder

    Lo deseoooooo!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *