7 motivos para seguir formando tu creatividad visual después de la escuela

No importa si ya terminaste tu carrera profesional de diseño o alguna otra especialidad de la creatividad visual, no hay razón para dejes de seguir formándote, aprender nuevas técnicas y potenciar tus posibilidades de actividad.

No importa si estás trabajando, es muy recomendable encontrar algún momento en tu agenda para dedicarlo a aprender nuevas herramientas. A continuación enumeramos ocho razones por las cuales te conviene seguir procurando tu formación creativa a través de cursos, diplomados, posgrados, maestrías, doctorados, cursos de especialización o actualización y muchas otras alternativas educacionales.

1.- Impulsa tu creatividad
Llevar a cabo una actividad remunerada puede ser limitante para que tu creatividad fluya con libertad. Y es que cuando te pagan te debes ceñir a las necesidades y deseos de quien ha hecho el encargo visual. Si continúas estudiando en paralelo, en cambio, podrás seguir explotando y explorando tus alcances creativos.

2.- Rompe la rutina
Así como un curso impulsa el hecho de conocer nuevas técnicas creativas, también te ofrece la posibilidad de romper tu rutina diaria. Es muy fácil caer en agendas monótonas y repetitivas en las cuales, por más que desarrolles siempre proyectos surgidos de tu propia imaginación, terminarás cayendo en días repetitivos. Aprender cosas nuevas, por el contrario, hará que surjan nuevas ideas y actividades.

3.- Ofrece nuevas oportunidades
Conocer nuevas técnicas creativas y dominar las últimas herramientas para tal fin facilita tu exposición ante nuevos empleadores o clientes, quienes ávidos de tu creatividad, se acercarán a ti para integrarte en nuevos proyectos. Verás los resultados en tu cartera y también en tus experiencias.

4.- Te acerca a la especialización
Para hacerse experto muchas veces no basta con la actividad cotidiana a sueldo, los cursos de especialización te permiten conocer a fondo los secretos que necesitas para ser experto en aquella área creativa que deseas perfeccionar. Si bien es buenísimo saber un poco de todo, también lo es que te logres especializar más allá de los alcances de una carrera universitaria.

5.- Acrecienta tu proyección profesional
Para nadie es secreto que si cuentas con un buen nivel formativo y un papel que lo avale tu proyección profesional, tus posibilidades de obtener buenas oportunidades laborales y creativas serán mayores. Presume a los cuatro vientos tus logros académicos y proyéctalos en beneficio de tu futuro profesional.

6.- Conocerás más allá de tu actividad
Aunque te integres a algún curso de diseño, fotografía artes visuales o cualquier otra disciplina creativa, no evitarás integrarte a otros aspectos del conocimiento, de la cultura, las emociones, la inteligencia y de lo que involucra a las ideas en lo general. Tu enriquecimiento intelectual crecerá y vas a notarlo.

7.- Mantiene tu espíritu creativo y lo fomenta
Cuando decidiste dedicarte a la creatividad visual seguramente fue porque nació de ti un interés genuino por la imagen, el arte y lo que involucra a lo visual. A veces la rutina y las dificultades laborales pueden hacer que pierdas el interés o el objetivo originario de tu vocación. Ten por seguro que si vuelves a estudiar diseño esa chispa que nación hace tiempo se volverá a convertir en una gran llama creativa.

 

graduados1

 

Fuente: www.paredro.com

Otras entradas que pueden interesarte

0xhresult1994 Escrito por:

2 Comentarios

  1. Victoria
    21 septiembre, 2016
    Responder

    Son muy acertadas, muy buenos puntos :)

  2. Contreras1
    21 septiembre, 2016
    Responder

    Creo que es algo que se debe tener en constante desarrollo, y mas si se ama esta pasión del diseño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *